Administración de los hermanos Arias 1986 – 1990

Los hermanos Arias Sánchez y un grupo de allegados y parientes de estos hermanos, son comparables a una verdadera “mafia organizada”, se les vincula con un montón de irregularidades y actos de corrupción, aunque ellos viven disfrazados de políticos honestos y preocupados por la patria, y durante muchos años le han hecho un enorme daño a l país, a las instituciones, a la constitución, a los cuatro poderes de La República y a cada uno de nosotros.

Desde su primer mandato 1986-1990 empezaron las “chanchadas” conjuntas de éstos hermanitos. Recordemos que Rodrigo fue su ministro de la presidencia, y en todos los actos inmorales resulta imposible separarlos, porque desde entonces todo lo han planeado y ejecutado juntos.

También es necesario mencionar, que en esa primera administración Arias, una de las personas de confianza y allegadas a los Arias fue Ottón Solis Fallas quién fue su

Ministro de Planificación Nacional y Política Económica (1986-88).

Miembro de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (1986-1988).

Miembro de la Junta Directiva del Centro para la Promoción de las Exportaciones e Inversiones (CEMPRO) (1986-88).

Miembro del Consejo Económico y Social (1986-88).

Otton Solis y su posible gabinete.

Ellos introdujeron, en ese periodo de 1986 – 1990, “el neoliberalismo”, política que consideran que no solo “no dio los resultados prometidos en ese momento”, sino que deterioró las condiciones de vida de un sector importante de la población, y al amparo de estas políticas de apertura y privatización se dieron concesiones al sector privado desfavorables para el país.

Un ejemplo de esto es el caso Millicom, en el cual Óscar Arias Sánchez firmó el 4 de diciembre de 1987, el decreto N° 268 en el cual le concesionó, a la empresa COMCEL subsidiaria de Millicom en Costa Rica, la telefonía celular, cuando las telecomunicaciones son un monopolio estatal en Costa Rica. Este hecho fue declarado, años más tarde, inconstitucional por la Sala IV.

Otro intento de privatización en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), ocurrido durante la administración 1986–1990, fue la creación de la Empresa Costarricense de Telecomunicaciones (ECOTEL), proyecto que consistió en la venta de acciones del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Este último en la nueva empresa ECOTEL tendría el 40% de las acciones y se le dejaría al sector privado el resto. Este proyecto fue aprobado por la junta directiva del ICE de la administración 1986-1990, pero tuvo que ser archivado ante la resistencia de sectores de la sociedad costarricense.

Fue también en la primera administración de Arias, cuando se aprobó la Ley 7200, que autoriza la generación eléctrica privada. Esta ley permite que empresas privadas le vendan energía al Estado, generando una baja en los ingresos estatales, con tarifas calificadas como ilegales por la Contraloría General de la República en su informe N° 90-2000 de abril del año 2000. En el año 2003 se firmó, al amparo de la Ley 7200, un contrato de venta de electricidad entre el ICE y el Ingenio Taboga, propiedad de Óscar Arias y que le vende tres veces más caro la corriente que produce al ICE, es  decir, se dedica a estafar al ICE.

Es conocido de todos que los Arias eran de la oligarquía cafetalera, pero después de esa primera administración se convirtieron en industriales del azúcar…. ¿ curioso.?

 

Acerca de movimientonacionalanticorrupcion

Somos un movimiento de personas cansadas de tanta corrupción en Costa Rica.
Esta entrada fue publicada en Mundo, Politica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s