Don Pepe, Vesco y los confites.

Políticos, gobernantes, empresarios de cualquier ralea: todos han encontrado en su camino el sutil y penetrante hedor de la corrupción. Desde la antigua civilización mesopotámica, donde la reciprocidad regalo-favor era una costumbre consolidada, hasta las irresueltas cuestiones morales de nuestros días.

Para hacer una recopilación histórica sobre la corrupción en Costa Rica (en tiempos modernos), es necesario retroceder y hablar de una gran figura de la política costarricense como fue Jose Maria Figueres Ferrer (don Pepe).

No se trata de en éste caso de querer ensuciar su nombre, ni restarle méritos a lo que fue su obra en éste país, porque los hechos y la historia están ahí, y es a él a quien debemos gran parte de los logros de nuestra sociedad, pero también fue él, quien pudo iniciar (a nuestro  parecer) con la corrupción estatal. Es importante tener claro que no todo los actos de corrupción se llegan a conocer, pero resulta fácil suponer que si se descubrieron algunos, existía una tendencia a cometer ese tipo de actos y quizá efectivamente sí existieron otros que nunca se conocieron.

A continuación, lo que exponemos es tomado de Wikipedia :

Una grabación entre el expresidente de Estados Unidos Richard Nixon y John Ehrlichman, uno de sus más cercanos asesores en la Casa Blanca, reveló en el año 1999, que el cuestionado hombre de negocios Robert Vesco fue protegido por el gobierno de José Figueres Ferrer. Ver diario La Nación, marzo 1999

Esta revelación estaba contenida en la conversación que Nixon tuvo con Ehrlichiman. La Fundación Nixon hizo pública la transcripción completa de aquella conversación en el año 1999. La conversación se produjo entre el expresidente Nixon y Ehrlichman, entre las 3 p. m. y 5 p. m. del 16 de marzo de 1973. Según la grabación, Ehrlichman explica a Nixon que Vesco se refugiaría en Costa Rica, ya que “había comprado al Presidente.” El expresidente estadounidense, preguntó después si se refería al entonces presidente Figueres, a lo que su asesor se lo confirma. Ver diario La Nación, marzo 1999

Robert Vesco llegó a Costa Rica en el año 1972 como inversionista y planeaba crear un distrito financiero. El 10 de junio de 1972, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) le concedió la condición de residente. Y cinco meses más tarde, surgió en Estados Unidos la primera acusación formal contra él. La presunta defraudación era de $224 millones en perjuicio de la conmpañia Investors Overseas Services (IOS). Vesco solicitó la nacionalidad costarricense, pero el Tribunal Supremo de Elecciones se la denegó. El 7 de junio de 1973, la Embajada de los Estados Unidos solicitó la extradición del fugitivo, pero nunca se extraditó en los gobiernos de Figueres Ferrer (1970-1974) ni de Daniel Oduber Quirós. (1974-1978) Ver diario La Nación, marzo 1999. Don Pepe dijo en una ocasión : “Ojalá vinieran más Vescos a Costa Rica”.

Fue durante la administración de Rodrigo Carazo Odio que después de uno de sus viajes, no se le permitió ingresar más a Costa Rica, aunque durante la administración  de Luis Alberto Monge que volvió a hacer un nuevo intento por regresar, pero tampoco se le permitió.

En 1973 mientras ejercía su tercer mandato presidencial, José Figueres Ferrer compra tres fincas y las pone a nombre de una asociación. Las fincas pasarían a manos de la Orquesta Sínfónica Juvenil, una vez que la asociación las traspasara. La historia de dichas fincas empezó con una donación depositada en 1973 en una cuenta personal del entonces presidente José Figueres Ferrer durante su tercera administración. En declaraciones al diario costarricense La Nación, Figueres declaró que era para crear el patrimonio de la orquesta nacional y que los donantes fueron dos señores “muy musicales” del Banco de Bahamas, donde tenía inversiones el fugitivo Robert Vesco. En 1974, el mismo diario le preguntó por el dinero y él respondió: “Digan que gasté los $60.000 en confites”. Ver diario La Nación, septiembre 2007 Las tres fincas las puso a nombre de una asociación que al extinguirse las entregaría a la Orquesta. Pero la asociación se extinguió en 1986 y las fincas se traspasaron a una segunda asociación presidida por él. Al extinguirse ésta, se traspasaron a otra asociación, presidida en el año 2008 por su hija Kirsten Figueres.Ver diario La Nación, diciembre 2008

Acerca de movimientonacionalanticorrupcion

Somos un movimiento de personas cansadas de tanta corrupción en Costa Rica.
Esta entrada fue publicada en Mundo, Politica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s